Archivo del Portal de Noticias

Dirección de Extensión y Comunicaciones

Archivo del Portal de Noticias

Dirección de Extensión y Comunicaciones

Niños pueden sufrir alteraciones mentales a consecuencia de tragedias como un terremoto

12 de Abril 2010

Comparte

Matrona invitada por la UV entrega una visión detallada sobre el proceso de recuperación que deben tener los pequeños cuando su ánimo está alterado por una situación como la que se vive hoy en día.

Una proyección de dos años de estudios y análisis se prevé que habrá en la atención de la salud mental, sobre todo en menores, tras el terremoto y tsunami que afectó a la zona centro sur del país. Así lo dio a conocer la matrona Susana Quezada, académica de la Universidad de Santiago, quien participó en las Jornadas de Actualización Integral del Niño que se desarrolla durante este mes en la Escuela de Obstetricia de la Universidad de Valparaíso.

La profesional que integró del programa Chile Crece Contigo, expresó que las actuales autoridades del Ministerio de Salud se encuentran trabajando desde el terremoto en planes de salud mental para las familias que requieren una atención específica hacia los menores.

En este sentido, la profesional indicó que el apoyo a los niños es fundamental, sobre todo en la forma como se enfrenta este tema que afectó a la población infantil. El miedo, dijo, es la manifestación más evidente que se observa tras el desastre.

“El servicio de apoyo a los niños tendrá una duración de más de dos años de trabajo, tiempo en que los indicadores de salud van a cambiar mucho. Las nuevas autoridades de salud van a tener que revisar esto, porque no cabe duda de que se pueden generar nuevas enfermedades”, manifestó Susana Quezada.

Alteraciones en la salud mental, insomnio, irritación, inseguridad, son algunas de las complicaciones que pueden presentar los menores, por un período de seis meses como máximo. Si se toma todas las precauciones que se debe para este tipo de casos, los niños no deberían manifestar alteraciones más allá de ese plazo.

La profesional fue enfática en este sentido: “No todas las personas requieren intervención, y si se produce ésta, puede causar más daño que un favor”. En este ámbito, dijo, el Ministerio de Salud está trabajando con profesionales extranjeros.

La matrona agregó que los niños necesitan del apoyo de los adultos y, sobre todo, recibir el cariño de los padres, quienes deben conversar con ellos y explicarles con palabras simples que cuando ocurren estas catástrofes, son producto de la naturaleza, sin tratar de engañarlos. La especialista de la USACh dijo que es muy importante que los niños conversen sobre el tema y que también dibujen lo que sienten, como una forma de internalizar lo que ocurre en el país.

Dirección de Extensión y Comunicaciones

Universidad de Valparaíso

  • Errázuriz 1108, Valparaíso

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.