Archivo del Portal de Noticias

Dirección de Extensión y Comunicaciones

Archivo del Portal de Noticias

Dirección de Extensión y Comunicaciones

Administración Pública Santiago reflexionó sobre la discriminación

22 de Abril 2014

Comparte

Los alcances de la Ley Zamudio y los aspectos culturales de este fenómeno fueron abordados en una charla con el abogado Patricio Hidalgo.

Con la intención de reflexionar sobre el fenómeno de la discriminación, la carrera de Administración Pública del Campus Santiago invitó al abogado y profesor universitario Patricio Hidalgo a exponer ante sus alumnos en la charla titulada “La discriminación: experiencias y fórmulas planteadas para su superación”.

La actividad fue organizada por la coordinación de Extensión de la carrera, que dirige el profesor Gonzalo Luna. En la ocasión, Patricio Hidalgo, jefe de la Oficina Antidiscriminación y director de Inspección Municipal de la Municipalidad de Santiago, comenzó analizando el impacto que ha tenido la ley 20.609, o Ley Zamudio, y explicó que la aplicabilidad de ese cuerpo normativo es mínima, ya que pocas denuncias llegan a judicializarse y no más de un diez o quince por ciento de las causas terminan en una sentencia.

Conductas personales

“Hay un tema de fondo que es la naturalización de la discriminación. Por ejemplo, en un juicio es casi imposible que un juez considere que si en una riña alguien le dice a otra persona ‘maricón’, eso sea causal para aplicar la Ley Zamudio. Y realmente no podemos esperar que los jueces terminen con esa tendencia a ver esto como algo normal, más bien me parece que deberían existir programas educacionales que apunten hacia eso. Acá se trata de conductas personales, ya que todos hemos discriminado y hemos sido discriminados. Y tampoco me parece que el problema sea generacional, en el sentido de que los jóvenes discriminen menos. Es cosa se ver que el humor juvenil sigue siendo básicamente sexual; y en el mundo del trabajo, donde lo que predomina es la gente joven, incluso a nivel de jefaturas, se sigue prefiriendo al rubio, se les sigue pagando menos a las mujeres por el mismo trabajo”, explicó Hidalgo.

Profundizando en el aspecto legal, Hidalgo comentó que “el derecho no crea actitud, una ley no nos hace ser mejores personas y hay que ser más humildes respecto al impacto de las leyes. La Ley Zamudio tampoco obliga mucho a nadie y el cambio social sigue ausente. Lo que hemos podido comprobar es que es un marco legal que da buenas posibilidades de negociación prejudicial, porque algunas amenazas de demandas terminaron con buenos resultados, ya que hay toda una carga moral asociada a la discriminación que permite llegar a acuerdos, evitando terminar en tribunales. Pero las leyes y el Código Civil siguen estando llenos de medidas discriminatorias, como por ejemplo los privilegios que tiene el hombre en la sociedad conyugal. Hasta 1991 la sodomía estaba penalizada, hasta hace poco la vestimenta provocativa de una mujer era considerada un atenuante en casos de violación. Tenemos la Ley Zamudio, sí, pero el resto de la estructura legal hace agua por todas partes”.

Inmigrantes y pobres

Patricio Hidalgo también apuntó a otras formas en que se manifiesta la discriminación de manera fuerte, como, por ejemplo, en la manera en que se ve a los inmigrantes. “Los extranjeros traen sus costumbres y a alguna gente le molesta. Por ejemplo, en la comuna de Santiago, donde viven muchos peruanos, hay vecinos que se quejan porque ellos hacen asados en la calle, pero son sus costumbres. Creo que los chilenos deberíamos tener más paciencia con los inmigrantes, porque tenemos muchos compatriotas que se han ido a vivir a otros países y no tienen una conducta ejemplar, precisamente. Además que el fenómeno es irreversible. Las políticas de obras públicas, por ejemplo, traerán oleadas de inmigrantes en los próximos años”, opinó.

La discriminación a los pobres fue otro tema abordado. “¿Por qué los pobres son más maltratados que las personas de otros estratos sociales? Miren, por ejemplo, lo que pasa cuando uno tiene que ir a la Cancillería, que te atienden un montón de secretarias, todas rubias, que te ofrecen galletas mientras esperas una entrevista. Pero vayan a Mideplan y díganme si pasa lo mismo. O a la municipalidad de una comuna pobre. Las políticas públicas tienden a la discriminación. Donde hay más necesidad se destinan menos recursos y eso es discriminación”, dijo Hidalgo.

Dirección de Extensión y Comunicaciones

Universidad de Valparaíso

  • Errázuriz 1108, Valparaíso

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.