Archivo del Portal de Noticias

Dirección de Extensión y Comunicaciones

Archivo del Portal de Noticias

Dirección de Extensión y Comunicaciones

Futuros biólogos marinos visitaron moderno buque científico

27 de Junio 2014

Comparte

El Cabo de Hornos es la nave más avanzada para realizar estudios científicos en Sudamérica.

Es la nave científica más moderna de Sudamérica. Incluso por su tecnología se ubica dentro de las 10 embarcaciones científicas más avanzadas del mundo. Se trata del buque AGS 61 Cabo de Hornos, de investigación oceanográfica, hidrográfica y pesquera, que fue construido en Chile por ASMAR Talcahuano, de acuerdo al diseño de la empresa noruega Skipstekniks.

La nave, si bien su administración y manejo están a cargo de la Armada de Chile, fue creada para uso civil. De ahí que su equipamiento contemple la habilitación de laboratorios, dormitorios y salas de estudio para 25 investigadores, quienes comparten junto a una tripulación de 54 personas.

De hecho el Cabo de Hornos cuenta con áreas de investigación simultáneas para realizar estudios de oceanografía, hidrografía, pesca científica y recuperación de boyas de investigación.

La nave cuenta con una tecnología única en Chile, que es capaz de mantenerse estática en el océano, gracias a un sistema de propulsión que hace que la toma de muestras que realizan los investigadores sea mucho más precisa. Así lo describió el teniente segundo, Rolando Contreras, jefe del departamento de Sistema de Armas del buque Cabo de Hornos, quien guió la visita de la delegación de estudiantes y profesores de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, en el marco de las actividades de formación de los futuros biólogos marinos.

El profesor Mario Cáceres, académico del área de Oceanografía Física de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales UV, explicó que “el sentido que tiene esta visita es conocer un buque de primera línea del área de la oceanografía. Dentro de las capacidades que tiene el buque está su gran autonomía, es decir, puede navegar 30 días sin tocar tierra, sin abastecerse y efectuando trabajos oceanográficos, por lo que está capacitado para explorar esas zonas que hasta el momento nuestro país no ha podido llegar, por las limitaciones de distancia. Ahora sí podemos tener presencia en todo nuestro mar territorial, zona económica exclusiva y mar presencial también”.

Agregó el profesor que la nave tiene un rol oceanográfico y pesquero, de tal manera que se complementan las dos actividades, “porque se hacen mediciones del área oceanográfica para obtener datos de la columna de agua y también del área biológica y pesquera”.

Por su parte, Ítalo Masotti, académico de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales UV, quien trabaja en ecología y fitoplancton, sostuvo que “hay una necesidad creciente de explorar las zonas costeras y oceánicas, y este barco permite -de alguna forma- hacer estos estudios a nivel de toda la costa chilena y también pensando en la zona de fiordos que es de mucho interés en Chile”.

Masotti acotó que para los alumnos esta actividad “es una gran motivación poder visitar este buque, porque les crea expectativas del trabajo que ellos van a realizar como biólogos marinos en el futuro y les permite ver los equipos disponibles para poder hacer tanto el trabajo científico como de prospección, porque este barco puede hacer prospecciones pesqueras, que es de importancia para los estudios de recursos de las zonas costeras de Chile”.

Los alumnos terminaron muy satisfechos con la visita a la nave que el próximo 10 de julio zarpará rumbo a Coquimbo en una nueva misión científica.

Dirección de Extensión y Comunicaciones

Universidad de Valparaíso

  • Errázuriz 1108, Valparaíso

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.