“Todos nacimos para bailar y para cantar, solamente necesitamos que alguien nos dirija”
Afirma la maestra argentina Eva Lautersztein, quien dio en la UV un taller de pedagogía inclusiva para trabajo coral.

Una serie de talleres prácticos para profesores desarrolló, en una intensa jornada de trabajo, la maestra argentina Eva Lautersztein, invitada a la Universidad de Valparaíso por la carrera de Pedagogía en Música. En la ocasión, la docente presentó su libro “El coro en la escuela”, que aborda su tema de investigación: pedagogía inclusiva para trabajo coral.

El objetivo de la jornada fue enseñar a los profesores de Música cómo aplicar este sistema de aprendizaje en el aula escolar. Cabe destacar que la técnica de la profesora Lautersztein desarrolla cinco temáticas: las bases de la dirección coral y como hacerla más eficaz, educación vocal, desarrollo de la audición melódica y armónica, repertorio y metodología de ensayo. Sus ejes temáticos son los siguientes: la música como pedagogía inclusiva, el juego para desarrollar la voz y el oído, dinámicas cooperativas y trabajo en equipo.

Para la maestra Eva Lautersztein el coro “hoy día es más importante que nunca, porque los chicos están cada uno en su cosa, con su celular o estudiando su matemática, pero hay muy pocas actividades de conjunto, de cooperación”. Apunta que en el deporte sí hay trabajo en conjunto, “pero en competencia: es un grupo frente a otro; en cambio, el coro da la oportunidad de hacer una cosa cooperativa sin pensar que tengo que ganar un premio, y si lo gano estoy contento y si lo pierdo estoy triste. El hecho de cantar me pone contento, el hecho de cooperar con mis amigos me pone contento, y si canto frente a un público tengo la sensación de entregar algo de mí mismo —que es mi voz—, y lo estoy entregando a un oyente, es como que estuviera dando un regalo. Y eso beneficia mucho al individuo, a cada uno del coro, porque se siente orgulloso de pertenecer a ese grupo y de entregar a la comunidad”.

A su juicio, insiste, a nuestra sociedad le falta crear comunidad: “En todo el mundo pasa eso, que las matemáticas y el inglés y las computadoras toman el primer lugar, y la filosofía y las artes quedan relegadas. A pesar de que los griegos ya lo dijeron hace mucho tiempo: dijeron matemática, deporte y música”.

Todos pueden cantar

A lo largo de sus años de investigación y trabajo, Eva Lautersztein ha comprobado que todos pueden cantar: “¡Y cantar a cualquier edad!, y mejor desde la infancia. Coro, como coro para cantar a dos voces, se puede desde segundo grado de primaria; y de a poquito, de segundo grado, tercero, cuarto, quinto, cantar muy bien. La idea mía es en ese sentido bastante original, porque estoy hablando no de coros selectos, que llevamos a los chicos talentosos, sino que un grado entero, que todo el grado se convierta en coro”.

Lo habitual, señala la maestra, es que “el director del coro elige a los mejores, los que no tienen dificultad para entonar, que tienen linda voz, y yo digo con qué derecho en una escuela; si estás en un conservatorio, un coro profesional, es otra cosa, pero en la escuela no tenés derecho a seleccionar a los mejores: todos se merecen el mismo trato, las mismas materias. Entonces, la pregunta que surge es ‘¿si vienen todos cómo hago?, ¿qué hago con el chico que desafina?’. Yo desarrollé, durante muchos años de investigación, estrategias para ayudar a los chicos que tienen problemas para entonar, cómo superarlo y sí entonar”.

Hecho comprobado

Destaca que “lo tengo demostrado, con películas, y muestro grados enteros, donde hay varones y niñas, no se pregunta si quieren o no quieren, si les gusta cantar o no: todo el grado canta, y todos finalmente afinan. Cuando digo finalmente es un año de trabajo, no un mes, pero tampoco dos, tres años: en un año todos afinan y pueden hacerlo, lo he demostrado”.

En este sentido, destaca Eva Lautersztein: “Está comprado, desde el punto de vista del cerebro, que así como cada uno de nosotros nació para hablar y para caminar, también nacimos para bailar y para cantar. Solamente necesitamos que alguien nos dirija. Y como mucha gente dice ‘vos cállate, que desafinás’, entonces nos desalientan y ya creemos en eso, y no es verdad: todos podemos”.

El método, dice, siempre funciona, sin importar la edad, “pero cuanto más joven mejor, como aprender un idioma: un chico en dos años sabe chino o portugués o francés, en cambio nosotros, con la edad, si queremos aprender, dos años no nos alcanza. Cuanto mayor, más dificultad”. Y enfatiza la misión de la pedagogía: “Todo chico sirve para algo, y hay que encontrar en cada uno dónde están sus partes fuertes y desarrollarlas”.

Publicado viernes 26 de julio de 2019
Ir a sitio UV
MÁS NOTICIAS
Sociólogo boliviano analiza en la UV el conflicto Chile–Perú
25-NOV.-2009
Diseñadoras de la UV enseñan a niños a hacer sus propios libros
17-NOV.-2009
Ministerio de Salud capacita en Consejerías para la prevención del VIH/Sida
11-ABR.-2011
Secundarios del Valle del Aconcagua conocieron oferta académica de la UV
12-SEPT.-2016
¿Te tomaste tus medicamentos? Los riesgos de la falta de seguimiento de los tratamientos
12-ABR.-2016
Defensora Nacional inauguró seminario “Ética profesional y jurisdicción criminal” en la UV
30-AGO.-2010
Con distintas actividades se celebró Semana de la Fonoaudiología
26-NOV.-2013
Charlas patrimoniales y música contemporánea en Facultad de Arquitectura UV
14-MAY.-2013
“Hay que crear conciencia en la población de que debe hacerse el examen de VIH”
31-MAY.-2016
Escolares de San Roque disfrutaron de concierto coral
1-AGO.-2013
UV ya tiene operativo polo de matrículas para proceso de admisión 2017
10-ENE.-2017
Estudiantes de Sociología de la UV analizan los problemas del medio ambiente
15-NOV.-2010
Ingeniería Comercial de la UV celebra 53º aniversario
4-AGO.-2011
FEUV invita a “Semana por la reconstrucción histórica del feminismo y la disidencia durante la dictadura”
7-SEPT.-2017
Profesora de Trabajo Social UV participa en galardonado libro sobre hábitat latinoamericano
13-DIC.-2012
Campeonato de Honor Copa Radio Valentín Letelier avanza a etapa de semifinal
30-MAY.-2011

Universidad de Valparaíso. Blanco 951, Valparaíso, Chile. Fono: +56 32 250 7000