A la luz del conocimiento astronómico
Con evidencia científica, astrónomo dilucidó el enigma de la misteriosa Estrella de Belén
Doctor Martín Gaskell, académico del departamento de Física y Astronomía de la UV realizó una revisión de las más creíbles teorías que explicarían el origen de la Estrella de Belén más allá de su simbolismo cristiano.

La Estrella de Belén es uno de los símbolos de la Navidad. Este astro ha sido protagonista de famosos cuadros, películas, postales navideñas y frecuentemente corona el árbol en las festividades de fin de año. Sin embargo, a pesar de ser uno de los objetos astrales más reconocidos en el mundo entero, la ciencia moderna no ha podido explicar con certeza su origen.

Un cometa, una supernova, conjunciones planetarias o la ocultación del planeta Júpiter por la Luna son, hoy día, algunas de las teorías plausibles que podrían explicar la naturaleza de la estrella más famosa de la historia.

En el marco de la última conferencia del ciclo de charlas de Astronomía, que organizan el Departamento de Física y Astronomía y la Dirección de Extensión y Comunicaciones de la Universidad de Valparaíso, el doctor Martín Gaskell, astrofísico, académico e investigador de núcleos activos de galaxias, hizo una revisión de las hipótesis más creíbles que podrían responder a una de las interrogantes que ha estado latente por a lo menos dos milenios en la mente del hombre: ¿qué fue la estrella de Belén?

En la historia

El doctor Gaskell, basado en textos bíblicos y epístolas del mundo antiguo, hizo algunas precisiones: “En el Evangelio de San Mateo (capítulo 2), se registra que la estrella inspiró a los magos (en su viaje) y que se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño. Asimismo, se señala que gobernaba Herodes I el Grande cuando Jesús nació”.

Tal como lo recordara el académico, también en el evangelio de San Lucas existen narraciones adicionales de la natividad que entregan datos como, por ejemplo, que el emperador Augusto, a través de un decreto, mandó hacer un censo de población, lo que obligó a María y José a viajar a Belén. Asimismo, el historiador romano Flavio Josefo registró que Herodes murió poco después de un eclipse lunar. El doctor Gaskell estimó que este fenómeno debería haber sucedido, probablemente, en septiembre del año 5 a.C.

Con respecto a los magos, aclaró que “San Mateo no dice cuántos magos había. Sabemos sólo que hubo dos o más”. Además, acotó que en ninguna parte se les nombró como reyes, no obstante eran bien conocidos en el mundo antiguo.

“Los magos eran astrónomos, venían de la capital de la astronomía en esa época, Babilonia —¡el Chile del mundo antiguo!—, y fueron muy importantes en esa ciudad, ya que ellos formaban y escogían a los reyes. Además, esto sucedió bajo el Imperio Parto, una superpotencia del mundo. Había una paz cautelosa entre ellos y Roma (esta última no quería provocar un conflicto con los partos), por lo tanto los magos habrían gozado de inmunidad diplomática a lo largo de su desplazamiento”.

El misterio de la Estrella de Belén conduce a una pregunta clave, algo así como el Santo Grial, para quienes estudian estos enigmas: ¿cuándo nació Jesús?

Un cálculo erróneo

Tal como lo explicó el doctor Gaskell, en el año 525 d.C., el papa Juan I encargó al monje erudito y matemático Dionisio el Exiguo, el establecimiento de la fecha de nacimiento de Jesucristo, como año primero de la era cristiana.

“Dionisio cometió dos errores importantes, al no proveer a nuestra era de un ‘año cero’ (cifra aún desconocida por ellos) y al datar el reinado de Herodes I el Grande (donde tuvo una equivocación de 4 a 5 años), por lo que dedujo que Jesús nació el año 753 desde la fundación de Roma, cuando debió suceder hacia el 748. Este error fue descubierto en 1605 por el historiador jesuita polaco Laurentius Suslyga, quien fue el primero en afirmar que Jesucristo, en realidad, nació alrededor del año 4 a.C. Este descubrimiento inició la nueva era de la investigación de la Eestrella de Belén”.

Relación astronomía e historia

La importancia de estos hechos conlleva una importante connotación para explorar la conexión entre la astronomía y la historia. Con respecto a las teorías consideradas plausibles a la fecha, el profesor Gaskell descartó la posibilidad de que la Estrella de Belén fuera una supernova, ya que se cuenta con antiguos registros chinos que no mencionan una supernova en la época del nacimiento de Jesús. “La más antigua registrada fue en el año 185 d.C”, afirmó.

También el académico refutó la teoría del cometa Halley. Explicó que la mayoría de los cometas vienen desde muy lejos del Sol y son inesperados. Halley se acerca al Sol, con regularidad, en un período de 76 años. Su aparición más próxima al nacimiento de Jesús ocurrió en el 12 a.C.

En el año 1301 hubo un acontecimiento visible de un cometa, inmortalizado por el artista Giotto, quien se inspiró en él para dar forma a la Estrella de Belén de su obra “Adoración de los magos”, la que fue pintada tres años después.

Sin embargo, el doctor Gaskell aseguró que el paso de un cometa brillante y de gran cola fue registrado por los chinos el año 5 a.C. Este hecho para el científico es un fuerte candidato para ser asociado con parte de la historia de la Estrella de Belén.

También una alineación planetaria se acercaría al nacimiento de Jesús. “Johannes Kepler (1571-1630), famoso astrónomo alemán, fue el primero en relacionar la Estrella de Belén con una unión de Júpiter, Saturno y Marte. “Kepler calculó que Júpiter, Saturno y Marte sólo se reúnen cada 800 años, llegando a la fecha 7 a C.”, confirmó el científico.

Otra explicación muy aceptada es una triple conjunción: “Cuando Júpiter y Saturno parecen venir juntos desde el cielo, pero por giro retrogrado de Júpiter este fenómeno puede suceder tres veces en el mismo año. Esto ocurrió en el 7 a.C. y el evento fue descrito por los babilónicos”.

Una nueva teoría es que la Estrella de Belén fue producto de dos ocultaciones del planeta Júpiter por la luna en 6 a.C. El doctor Gaskell mostró cómo este evento fue ilustrado en las monedas de la época.

Sumando otro punto interesante al análisis, la gran luminosidad que siempre se ha asociado al astro, el investigador afirmó: “Lo que los magos vieron e interpretaron probablemente debe haber sido algo sutil, que sólo un astrónomo hubiese podido percibir. Nadie en Israel parece haberse dado cuenta de la aparición de la estrella”.

Esta teoría deja abierta las posibilidades de que la Estrella de Belén fuera una invención, producto de la imaginación del hombre, para dar mayor realce al nacimiento de Jesús, o un evento sobrenatural.

Finalmente, el académico concluyó que aunque hay algunas posibles explicaciones muy creíbles, “si me preguntan qué fue la estrella de Belén, honestamente no lo sé. Creo que nos vamos a quedar sin saber lo que era, a menos que exista alguna evidencia nueva e importante”.

Publicado mircoles 5 de diciembre de 2012
Ir a sitio UV
MÁS NOTICIAS
"La denuncia contra Karadima impidió por mucho tiempo explorar qué más pasaba en la Iglesia"
26-NOV.-2018
Académico australiano visitará Facultad de Ingeniería UV
13-MAR.-2013
Carrera de Administración Pública UV inaugura programa sobre gestión integral de la negociación colectiva
4-JUN.-2010
Déficit de lluvia en Valparaíso se mantendrá hasta mediados de mayo
24-ABR.-2009
Músicos emergentes y consagrados llegan a Rock Carnaza
18-AGO.-2014
Docentes del Campus San Felipe se capacitaron en metodología basada en el aprendizaje
5-AGO.-2015
Carrera de Administración Hotelera y Gastronómica celebra obtención de Acreditación por cinco años
19-ABR.-2013
Planeta Minimal presenta “Músicas de América” en Parque Cultural Valparaíso
9-DIC.-2015
Medicina inicia serie de foros de discusión sobre el aborto
22-ABR.-2015
“Educarnos hace que perdamos el miedo a lo que creemos que es diferente”
4-ENE.-2019
Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD Chile pone acento en modelo de desarrollo y territorio
28-ENE.-2017
Escuela de Derecho de la UV abrió sus puertas a la ciudadanía en el Día Nacional del Patrimonio
1-JUN.-2009
La Escuela de Auditoría tituló a 75 nuevos profesionales
18-MAY.-2018
Sociología cerró TIPE 1 con presencia de socios comunitarios y estudiantes
11-OCT.-2019
Administración Hotelera y Gastronómica firma convenio con hotel de Colorado
28-SEPT.-2017
Pesar en la UV por deceso de doctor Bjorn Hölmgren
24-MAR.-2010

Universidad de Valparaíso. Blanco 951, Valparaíso, Chile. Fono: +56 32 250 7000