El segundo semestre parten a Francia, Bélgica, España, Brasil y Argentina
Ocho estudiantes de la UV harán estudios en el extranjero con beca Valparaíso Puerta al Mundo
Cada uno recibirá un aporte de tres millones de pesos.

Ocho alumnos fueron beneficiados este año con la beca Valparaíso Puerta al Mundo, para cursar un semestre o un año de estudios en el extranjero. Los jóvenes, pertenecientes a las carreras de Administración de Negocios Internacionales, Ingeniería Comercial, Sociología, Trabajo Social y Socioeconomía, parten el segundo semestre a Francia, Bélgica, España, Brasil y Argentina.

El proceso de postulación a la beca incluyó a 52 postulantes en total. Tras un riguroso proceso de selección, la comisión evaluadora escogió a los ocho estudiantes beneficiados con la beca: Daniela Muñoz Álvarez, de Administración de Negocios Internacionales, con destino Francia; Geofrey Araya Molina, Ingeniería Comercial, Francia; Camila Cortés Zambrano, Sociología, Bélgica; Exequiel Valdés Parra, Trabajo Social, España; Judith Hernández Kiwi, Administración de Negocios Internacionales, Brasil; Rodrigo Jiménez Araya, Socioeconomía, España; Bárbara Lizama Quinteros, Administración de Negocios Internacionales, Argentina, y Constanza Marticorena Fernández, Sociología, Bélgica.

La comisión evaluadora estuvo integrada por Cristina Fierro, directora de División Académica; Alejandro Rodríguez, director de Vínculos y Cooperación Internacional; Mónica Serrano, directora de Asuntos Estudiantiles; Virginia Sánchez, directora de Administración Académica; Perla Cisternas, coordinadora de Movilidad Estudiantil Internacional, y Maureen Toro, profesional asistente del Programa de Envío.

Los requisitos que los alumnos debían cumplir incluían haber aprobado los dos primeros años de la carrera y estar entre los diez primeros alumnos de su promoción, con promedio de notas superior a 5.0, además de pertenecer a los quintiles I, II o III. Asimismo, ser emprendedor y proactivo, tener el patrocinio de la carrera y contar con financiamiento propio para la actividad internacional.

La cuna de la Sociología

Camila Cortés está en quinto año de Sociología, ya preparando su proyecto de tesis. Ella parte en agosto a Bélgica, destino que escogió en primer lugar por estar en Europa, “por ser la cuna de la sociología, y además porque me dieron la posibilidad de revisar lo que era la malla de la Universidad Católica de Lovaina, y me pareció muy llamativa la orientación que tiene la Universidad, que si bien es una universidad con orientación católica, creo que potencia mucho la acción social, relacionada obviamente con lo que es la sociología, y también lo que es la sociología del trabajo”.

Respecto de si cree que esta experiencia internacional determinará cambios en lo que planea hacer en el futuro, Camila indica que “sí, de todas maneras, ya sea en el ámbito laboral como también en el ámbito personal. En realidad es una meta que me propuse, que implica no salir a los 22 años de la carrera: en realidad no importa cuánto me demore, sino la experiencia que vaya tomando en el camino”.

Aunque aún no tiene claro a qué área profesional se va a dedicar una vez titulada, Camila Cortés cree que podría estar relacionada con el área de recursos humanos.

Otros enfoques

Constanza Marticorena, también alumna de Sociología, es compañera y amiga de Camila. Juntas van a Bélgica. “La expectativa principal es en términos de experiencia: la experiencia de estar en otro país, estar sola, conocer otra cultura. Y por qué elegí Lovaina y Bélgica: por el hecho de estar en Europa, por ser la cuna de nuestra disciplina, la sociología, y más fundamentalmente por complementar los conocimientos que he obtenido acá de la Universidad y poder conocer otros enfoques, nuevas disciplinas y profundizar un poco más en el tema de metodología”.

Para Constanza haber recibido la beca es fundamental: “Sola no habría podido, por eso postulé, pero también es importante el tema como de mentalizarse, desde que uno ingresa a la universidad, para lograr alcanzar este tipo de metas, porque no se da tan fácilmente. Hago ayudantías, ese tipo de cosas, que igual sirven, y todo tipo de actividades se complementan”.

La estudiante considera que sin duda esta experiencia influirá en su futuro desempeño profesional. “De todas maneras yo creo que sí, porque voy a llegar, aparte de con nuevos conocimientos, con más experiencia. Esto va a ser fundamental en el desarrollo de la sociología, en mi caso. Me gustaría trabajar en el área de recursos humanos, tratar de ver por ese lado en organizaciones, algo así es lo que me interesa”.

Generar vínculos

Rodrigo Jiménez, alumno de Socioeconomía, viajará a España. “La expectativa más grande es que el capítulo español de socioeconomía está en la Universidad de Valencia; de hecho, ahí está José Pérez Adán, que ha sido el primer escritor de socioeconomía en el capítulo español: él sacó el primer libro en habla hispana de socioeconomía, entonces está todo allá”.

El estudiante espera “generar vínculos con la Universidad acá también y aprovechar de ver hacia dónde va un poco la disciplina en Europa, donde está mucho más avanzada. Aparte que España es un país que está en cierta crisis, donde me imagino los temas sociales y económicos están muy en boga, y me imagino que hay muchos seminarios, hay muchas charlas, mucha discusión sobre el tema y también me interesa un poco averiguar de eso”.

Rodrigo está en cuarto año, “por salir. De hecho, volviendo del viaje estaría haciendo la tesis. Así que la idea es nutrirme un poco más de conocimiento para llegar más preparado y hacer una buena tesis”. Sobre su ha pensado en quedarse en España, señala que “la intención mía es volver a Chile. Siempre ha sido como ir allá, tomar nuevos conocimientos y traerlos también acá a la carrera, porque yo también hago ayudantía. Entonces, en parte también transmitir esa experiencia a los alumnos nuevos que llegaron este año. Esa es más que nada la intención”.

Prestigio y tradición

Exequiel Valdés, alumno de Trabajo Social, va a España, en donde ya estuvo una vez. “Elegí España porque es un país que no necesita un idioma segundo, y también porque tuve una experiencia previa, entonces como que conozco un poco lo que es académicamente España y me resultaba más interesante irme a ese país. Además, la Universidad de Granada es muy antigua, también tiene un prestigio bien grande, está dentro de las universidades más antiguas, como la de acá en Chile, por eso también elegí ese destino”.

Exequiel va por seis meses, y su objetivo es potenciar su currículum con la idea de hacer una carrera académica. “Me gustaría ser docente a lo mejor en una universidad, y abocarme puede ser a relaciones internacionales, cuando me maneje en mi carrera. Más que por enriquecimiento económico, voy por el académico y personal, porque eso es lo que más me importa, así como convivir con otras culturas. Porque no solamente allá va a haber chicos españoles, también va a haber mucho intercambio. Me interesa el enriquecimiento en todos los ámbitos”.

Respecto de su lo asusta la crisis en Europa, afirma que no: “Como sabemos, las crisis no afectan a las clases medias, sino a los que tienen más poder adquisitivo. En ese caso no tengo miedo, no tengo nada: uno tiene que seguir viviendo no más, si uno va con los recursos desde acá no va a tener ningún problema. Eso pienso de la crisis. Yo voy a estudiar, la crisis no afecta a la educación yo creo”.

Doble grado en Montpellier

Geofrey Araya, alumno de quinto año de Ingeniería Comercial, va por un año a la Escuela Superior de Comercio Groupe Sup de Co Montpellier Business School, de Francia. Parte el 25 de agosto. Explica que escogió ese destino “principalmente por el convenio que tiene, ya que el logro de poder aprobar las asignaturas académicas me da la facultad de obtener un doble grado, que vendría a ser la meta a medio plazo más que nada”.

Respecto de cómo influirá en tu carrera este acontecimiento en su carrera, explica: “Francamente el tema de quedarme allá ha sido discusión en varios carretes en realidad, sí. Y francamente no lo tengo muy claro. Lo que sí puedo tener en claro es el aporte que da al currículum más que nada, que es tener una perspectiva más global, un asunto de conocimiento extranjero que no es menor, ya que aquí la empresa ha estado acostumbrada a trabajar más que nada con profesionales nacionales. Entonces al conjugar una enseñanza extranjera con una nacional creo que se puede formar alguna especie de profesional un poco más globalizado, que puede aportar de una forma más equilibrada al sistema”.

De gran importancia para Geofrey es el acceso al doble grado, es decir, titularse por la UV y por Montpellier: “El doble grado implica que yo, si es que hubiese alguna posibilidad de ir a trabajar a Europa, estoy reconocido como profesional: no tendría que ir y hacer la homologación de los ramos ni que me tomen pruebas. Entonces, la idea es ir allá, cursar los ramos, aprobar, obtener el grado de allá, que es licenciado en Admininistración de Empresas, y volver acá y recibir mi título como ingeniero comercial y la licenciatura nacional”.

Para experiencias venideras

Bárbara Lizama, de Administración de Negocios Internacionales, va por un año a Argentina, para obtener el doble grado. Alumna de cuarto año, explica que “desde cualquier punto de vista, irme a estudiar a Argentina para mí significa crecimiento. Porque voy a estar sola viviendo en un nuevo país, voy a tener que convertirme en una persona completamente autónoma y autosuficiente, cosa que me va a servir mucho en el futuro, en mi vida cotidiana y profesional. Además, como meta personal, espero poder desempeñar mi carrera en distintos países alrededor del mundo. Es por esto que esta experiencia tan importante va a ser el primer gran paso para que esto ocurra, y servirá como base para las experiencias venideras”.

Bárbara destaca la ventaja que estos estudios en el exterior le darán: “Yo creo que el hecho de simplemente estudiar en el extranjero, complementando los estudios en Chile, significa un plus a la hora de evaluarme como profesional, sobre todo por la carrera que estudio, ya que un negociador internacional debe conocer muchas culturas y saber relacionarse con personas de distintos países; en el fondo, ser lo más global posible, y no creo que haya una mejor forma de lograr esto que viviendo experiencias internacionales como la que estoy a punto de vivir. Además, el doble grado que cursaré es de comercio exterior, un área en la cual me siento muy cómoda y la cual me gustaría desarrollar en el futuro”.

Sueño de la infancia

Judith Hernández, también alumna de Administración de Negocios Internacionales, cursará estudios en Brasil, cumpliendo un antiguo sueño: “Para mí estudiar en el extranjero significa cumplir el sueño que desde pequeña había tenido: viajar y poder estudiar fuera siempre había revoloteado por mi cabeza. Lamentablemente mi situación económica no me permitía que ese sueño en un futuro cercano se hiciese realidad. Estudiar en el extranjero significa mucho más de lo que jamás pude soñar, ya que dentro de mi familia soy la primera generación que ha podido ir a la universidad, y con mayor razón en salir al extranjero becada a perfeccionar sus estudios”.

Añade que “desde que entré a Administración de Negocios Internacionales, algunos profesores —que no nombraré para no dejar fuera a nadie— han sido mis mentores, apoyándome de manera incondicional cada vez que he necesitado una palabra de apoyo para seguir; ellos me han dicho que no existe un negociador internacional si no conoce más allá de nuestras fronteras al momento de interactuar con un par para efectuar futuras negociaciones exitosas. Es por ello que más que nunca me esforcé dentro de las aulas de clases para tener un buen rendimiento académico, que era lo que me exigían para poder postular, y sin contarle a nadie, postulé a intercambio por un semestre a la Universidad de Sao Paulo, Brasil, puesto que al momento de postular uno no sabe si tendrá algún beneficio, como becas u otro tipo de apoyo; luego me enteré de que me había ganado la beca Valparaíso Puerta al Mundo y me puse súper feliz… La verdad llore mucho rato ya que no lo podía creer”.

Respecto de cómo afectará esto su ejercicio profesional a futuro, Judith señala que “siento que al retornar seré una persona con una mente más abierta, que tal vez ya no veré las cosas como antes. Como experiencia será súper importante para mi futuro laboral, ya que haber estado en otro país y haber cursado parte de mis estudios allí como perfeccionamiento será una herramienta importante dentro de mi currículum al momento de buscar trabajo en cualquier parte. Con mucho orgullo puedo decir que cuando uno quiere, puede. No existen fronteras que nos imposibiliten surgir, eso son sólo obstáculos que nuestra mente nos pone. Frente a nosotros no hay imposibles cuando la perseverancia y la fe en uno mismo existen”.

Tremendo desafío

Daniela Muñoz, también de Administración de Negocios Internacionales, estudiará en Francia por un año a cursar el doble grado. “Para mí significa una tremenda oportunidad, principalmente porque en la carrera que estudio es un factor primordial conocer sobre otras culturas para entender con quién estamos negociando; es algo que también nos ayuda a ser más tolerantes con nuestros pares, lo cual para mí significa un inmenso desafío, ya que es una cualidad que siento que a veces me falta. El principal motivo que me impulsó a querer participar de la movilidad es aprender nuevos idiomas; tomaré mis ramos en inglés, lo cual me ayudará a perfeccionar esa parte, y por otro lado también aprenderé francés, factor muy importante para los negocios internacionales”.

Respecto de cómo esta experiencia internacional afectará su tu ejercicio profesional en el futuro, Daniela señala que “el hecho de vivir y estudiar por tanto tiempo en un país que es tan distinto al tuyo te hace una persona más madura y mucho más segura de ti misma. Siempre he estado orgullosa de estudiar en la Universidad de Valparaíso, pero a veces siento que somos mirados como una estatal que está por debajo de otras de más renombre —eso se ve sobre todo en Santiago—, así que siento que volver a Chile con un título validado en Europa me abrirá muchas puertas en lo laboral, principalmente por el crecimiento personal que adquiriré luego de esta experiencia que estoy segura será de puras cosas positivas”.

Publicado mircoles 8 de mayo de 2013
Ir a sitio UV
MÁS NOTICIAS
Seminario de medicina social analizó impacto de la intervención interdisciplinaria en la APS
4-SEPT.-2018
Docentes y estudiantes de postgrado asistieron a cursos para desarrollar técnicas de investigación
10-OCT.-2017
Jorge Baradit, el escritor del momento, participó en mesa redonda en el Instituto de Historia
16-DIC.-2015
FEUV Aconcagua entrega ayuda en alimentos a hogar Génesis de San Felipe
31-OCT.-2012
Hasta el 30 de diciembre se reciben artículos para primera edición de Revista Análisis Público
20-DIC.-2011
Alumnos de Biología Marina crean organización que trabajará para la conservación de la zona de Montemar
15-SEPT.-2016
Coro y Camerata Vocal de la UV este miércoles en el Teatro Municipal de Viña del Mar
25-SEPT.-2017
El efecto tsunami podría elevar los precios en Semana Santa
3-ABR.-2014
Festival por Valparaíso reunió a 1.300 estudiantes
9-MAY.-2014
“Es alarmante que las personas ni siquiera se den cuenta que se están sobreendeudando”
24-ABR.-2018
Académica UV participa en cabildo “Historia y educación escolar” en Museo de la Memoria y DD.HH.
13-DIC.-2019
FEUV participa en encuentro internacional de estudiantes universitarios
16-NOV.-2010
Profesores Winckler y Molina expondrán en seminario sobre marejadas y riesgo en la costa
28-ABR.-2016
Estudiantes participan en operativo contra el vih/sida en Campus San Felipe de la UV
13-AGO.-2010
Con actividades académicas y culturales, UV participa en el Fórum de las Culturas
28-OCT.-2010
Profesor Gonzalo Lira presidirá la red Psicocuech durante el período 2016-17
9-MAR.-2016

Universidad de Valparaíso. Blanco 951, Valparaíso, Chile. Fono: +56 32 250 7000