Menos estructuras, más desorden: o lo que hay que cambiar para mejorar la educación escolar
Académico e investigador de la Escuela de Educación Parvularia, Alberto Moreno, presentó libro de reflexión, análisis y propuestas.

Una atractiva invitación a dejar de lado la seguridad del orden escolar establecido por rígidos currículos y normas para aventurarse en los procesos y contextos informales del aprendizaje, con miras a comprender lo mal que estamos educando hoy a nuestros niños y activar posibles y deseadas mejoras en ese ámbito representa “Educación y caos. Del insípido orden escolar al sabroso desorden educativo”, libro escrito por Alberto Moreno Doña, profesor e investigador de la Escuela de Educación Parvularia de la Universidad de Valparaíso.

Publicado por Ediciones de la Junji, el texto fue presentado -de manera oficial- durante el III Seminario Académico Internacional de Reflexión y Debate “Educación Infantil en el Siglo XXI: Desescolarización de la Educación Parvularia” que organizó dicho plantel académico.

En sus 164 páginas, su autor, quien es doctor en Actividad Física para la Educación en la Sociedad del Conocimiento, plantea y desmenuza, con soltura y claridad, una serie de ideas, reflexiones y principios emanados desde las ciencias de la complejidad y, más específicamente, de la Teoría del Caos. Su objetivo: establecer las analogías posibles de realizar entre dichos postulados científicos y el aprendizaje de niños y niñas, con el fin de reconocer esa capacidad de aprender -casi mágica- que tienen todos los infantes y, al mismo tiempo, repensar y transformar las instituciones educativas formales, siempre en aras de mayores cuotas de justicia social y dignidad humana.

“La discusión pedagógica-educativa en Chile y el mundo ha terminado olvidando al centro del proceso educativo: el niño o niña y el aprendizaje. Entonces hablamos de condiciones, de políticas y de principios, que son importantes e interesantes y que tienen que estar. Pero el aprendizaje y el sujeto del mismo se nos olvidó y ha pasado a ser una segunda derivada de todos esos elementos o condiciones”, argumenta Alberto Moreno.

Obsesión por la eficiencia

Para el docente de la Escuela de Educación Parvularia de la UV, la sociedad moderna está obsesionada con un orden que no es propio del aprendizaje ni de los niños, y que él define como “adulto-céntrico”.

Al respecto, sostiene que este fenómeno no es de ahora, pero que en la actualidad se ha visto más exagerado. A su juicio, se ha transformado en una obsesión por la eficiencia, por una respuesta tangible a un fenómeno y a una medición de competencias.

“El orden está bien siempre y cuando tenga un sentido que no atente contra la finalidad de lo que intenta organizar o establecer. Y con la educación de nuestros hijos pasa eso. El insípido orden escolar no reconoce lo que el niño por naturaleza propende a mostrar o busca saber. Porque al final terminamos hablando de todo lo accesorio y dejamos de lado el aprendizaje, la experiencia por el otro, que en definitiva es una relación. Y una relación difícilmente puede ser mecanizada o definida a priori, pues se da en un momento y en un lugar concreto, pero como no atendemos a ello terminamos estereotipando un tipo de experiencia que creemos es la que los niños, necesariamente, tienen que vivir”, advierte el profesor Moreno.

Líneas temáticas

“Educación y caos. Del insípido orden escolar al sabroso desorden educativo” comprende tres líneas temáticas. La primera es una argumentación teórica-conceptual de la caracterización de la educación formal y de la informal, la segunda refiere a la obsesión de saber en qué momento los niños empiezan a aprender y cómo está siendo estructurada nuestra educación, mientras que la tercera aborda los ambientes, la intencionalidad y los contextos a los que debiera apuntar la educación parvularia.

“Estoy convencido de que ya no valen las reformas sino los cambios de aquellos fundamentos que está sustentando –e incluso legitimando– el modelo de sociedad que tenemos y que por extensión ha creado una escuela adecuada a los mismos y que origina la subordinación de los niños y niñas a un sistema dominador, castrador, lineal y competitivo, contrario a esa visión compleja que los pequeños poseen de la realidad. Son las creencias, emociones, sensibilidades, compromisos, organizaciones, etcétera, lo que tiene que cambiar”, concluye Alberto Moreno.

Publicado martes 4 de octubre de 2016
Ir a sitio UV
MÁS NOTICIAS
Exalumnos de Música UV ganaron cinco Fondos de Cultura 2016
22-ENE.-2016
Cristián Warnken contagió la “Pasión de leer” a estudiantes de la región
16-MAY.-2014
Astrónomo mexicano realizará lúdica charla sobre telescopios espaciales en Chile
11-DIC.-2012
Concluyó curso de alfabetización digital para adultos mayores
13-OCT.-2014
Gobierno regional y Consejo de Rectores anuncian programación cultural interuniversitaria para el segundo semestre de 2009
19-AGO.-2009
“La educación superior tiene enormes beneficios sociales”
26-AGO.-2011
“El diseño debe apoyar a los emprendedores en términos creativos”
20-MAY.-2016
Experta española elogia responsabilidad social en la Universidad de Valparaíso
23-MAR.-2011
Núcleo de Estudios Penitenciarios participa en conversatorio sobre condiciones carcelarias en Chile
2-ENE.-2019
Delegado Presidencial se reúne con directores de Arquitectura
25-ABR.-2014
UV es la primera universidad regional en constituir Unidad de Igualdad y Diversidad
31-MAY.-2016
Derecho UV albergó nuevo Coloquio de Jurisprudencia en Derecho Administrativo
7-MAY.-2019
Carrera de Sociología UV tituló a 29 nuevos profesionales
18-DIC.-2012
Especialistas y futuros profesionales de la salud analizaron los alcances y efectos de la epilepsia
17-NOV.-2016
Ocho nuevos profesionales de la actuación Teatral tituló la Universidad de Valparaíso
21-DIC.-2010
Estudiantes de Medicina realizaron operativo de promoción en salud en Los Andes
7-JUN.-2016

Universidad de Valparaíso. Blanco 951, Valparaíso, Chile. Fono: +56 32 250 7000